CANE CORSO, UN EXCELENTE PERRO DE GUARDIA

El Cane Corso es un perro impresionante a simple vista.

Por su construcción robusta y potente y la elegancia de su porte, solo con ponernos delante de él nos daremos cuenta de que es un perro fuerte, ágil y muy resistente.

El pelo corto y firme de esta raza, especialmente denso, suele ser negro, gris, leonado, rojo cervato y atigrado.

Su potente físico ya nos da una idea bastante clara de que es un excelente perro para ser usado en tareas de guardia y protección, como policía y seguidor de rastros.

Realmente el carácter de esta raza es ideal para defender su propia casa.

Es un animal especialmente equilibrado, que se comporta de manera dócil y cariñosa con su familia, pero a la vez puede ser un gran valedor de su casa y las personas que viven con él.

Otra de las cosas que destaca de su temperamento es su capacidad de ser consciente de su fuerza física y de cómo debe usarla.

Los perros de la raza Cane Corso no son especialmente sensibles, con lo que no necesitan cuidados concretos, incluso su pelo le otorga una especial resistencia a las bajas temperaturas.

Lo único que debemos tener en cuenta es que en su primer año de vida crece muy rápido, así que debemos darle una alimentación completa y nutritiva.

También es importante que le dediquemos un tiempo diario a jugar con él y a procurar que haga ejercicio físico al aire libre.

Deja un comentario