Terrier Galés

Características generales del Terrier Galés

Puede que parezca un pequeño Airedale, pero el Terrier Galés tiene su propia personalidad. Ciertamente es una personalidad fuerte, y no es de extrañar – fue criado para cazar tejones, zorros y nutrias. Aunque no hay mucha gente que cace tejones en estos días, cazar galletas en el patio es una alternativa sólida.

Tan inteligente como puede ser, este chico fiestero sobresale en competencias de agilidad, flyball, tracking, earthdog y obediencia. También ha estado involucrado en trabajos de búsqueda, rescate y terapia.

El Welshie es un perro de tamaño medio, y los dueños primerizos lo harían mejor con una raza menos independiente. Sin embargo, otros amantes de los perros pueden querer aceptar el reto de la vida con un libre pensador cuyo principal deseo no tiene nada que ver con complacerte. Es un solucionador de problemas, lo que puede ser maravilloso y aterrador. No subestime sus habilidades para resolver problemas, porque si está aburrido, es un problema que debe resolverse.

No es para los débiles de corazón, ni para los que buscan un compañero tranquilo o una obediencia instantánea. De hecho, la obediencia puede tardar mucho tiempo en llegar, pero finalmente lo hará, con repetidos esfuerzos. Necesita estimulación intelectual, y si se puede proporcionar en su entrenamiento, no habrá nada que lo detenga en la competición.

En primer lugar, este chico tiene que quemar vapor todos los días o lo estarás raspando del techo. Él tiene una tonelada de energía y requiere – no sólo necesita – una hora de ejercicio todos los días. Si estás buscando un compañero para trotar, él es tu hombre; y se levantará temprano para preparar tu café mientras esperas que te pongas los zapatos para correr.

Independientemente de la cantidad de ejercicio que haga, usted debe esperar ver algún juego rudo en la casa que pueda resultar en que los Terriers galeses vuelen de los sofás o derriben las lámparas. Son sorprendentemente duros cuando se trata de este tipo de juego (mientras que a algunas almas caninas más suaves no les gusta el juego salvaje de los niños). Los niños se divertirán mucho con él mientras pelean – y duermen la siesta – juntos; los Welshies son estupendos con los niños.

Precaución: Si juegas con tu Terrier Galés dentro de la casa, no esperes que no corra por la casa en otros momentos. Se convierte en un comportamiento aceptado, y se lanzará de los muebles cada vez que el estado de ánimo lo permita. Y eso puede ser a menudo, ya que le gusta estar en grandes altitudes y con frecuencia se relaja en los bancos y mesas de picnic.

Un galés es inteligente, y aunque eso le ayuda a entender los conceptos fácilmente, puede ser difícil de entrenar. No llegarás a ninguna parte con lecciones aburridas y repetitivas – de hecho, la repetición es la mejor manera de conseguir que un Terrier galés te ignore. Por otro lado, se sorprenderá de lo que puede lograr con un entrenamiento divertido y positivo que le convenza de que usted es el que manda. Fue criado para pensar libremente, como un niño de los años sesenta, así que si trabajas con este rasgo en vez de contra él, te divertirás más de lo que puedas imaginar.

Puede hacerlo bien en los hogares con otros perros, pero necesita ser socializado adecuadamente para evitar que sea agresivo con los perros. Definitivamente no es recomendado para hogares con animales pequeños debido a su fuerte impulso de presa.

Aunque no es lo ideal, el Terrier galés puede vivir en un apartamento. Es un perro guardián nato y ladra cuando ve u oye algo sospechoso, lo que puede ser un problema en edificios con restricciones de ruido. Una casa con un pequeño jardín vallado se adapta mejor a su energía y a su ruido, especialmente si no le molestan unos pocos agujeros en el césped aquí y allá. Como muchos otros terriers, el Welshie tiene un gran tiempo de excavación y puede fácilmente hacer un lío de jardines y patios. A pesar de su resistencia, le va mejor viviendo dentro de casa con la gente que ama que fuera en una perrera.

El Terrier Galés puede ser un compañero perfecto y dedicado para una familia activa que tiene el tiempo para cuidar de él y satisfacer sus necesidades de ejercicio. Es lo suficientemente independiente como para no anhelar o exigir una atención excesiva, pero lo suficientemente cariñoso como para disfrutar del tiempo que pasa acurrucado en el sofá. Llenará la casa con los sonidos de la vida y tal vez adornará sus muebles y mesas. El Welsh Terrier es la prueba de que la vida se puede vivir al máximo y que no todas las cosas buenas vienen en grandes paquetes.

Lo más destacado de los Terrier Galeses

Un Terrier galés puede hacer todo bien en apartamentos si se ejercita adecuadamente, pero lo ideal es una casa con un patio vallado.
Los welshies necesitan que les cepillen el pelaje regularmente.

Los Terriers Galeses pueden ser difíciles de entrenar y requieren un programa de entrenamiento consistente y divertido. Por esta razón, no se recomiendan para propietarios primerizos.

El Welsh Terrier es una raza independiente que no es propensa a la ansiedad por la separación. Necesitará juguetes y actividades para mantenerse entretenido, ya que un Welsh Terrier aburrido puede llegar a ser destructivo.

A los Welshies les encantan los niños.

Les gusta estar en lugares altos y se suben a mesas y otros muebles altos.

Como muchos terriers, el galés tiene un fuerte impulso de presa.
Los Terriers Galeses pueden ser combativos con otros perros y necesitan ser socializados apropiadamente desde una edad temprana.
Los ladridos y las excavaciones son rasgos comunes.
Para conseguir un perro sano, nunca compre un cachorro de un criador irresponsable, una fábrica de cachorros o una tienda de mascotas. Busque a una criadora de buena reputación que haga pruebas a sus perros de cría para asegurarse de que están libres de enfermedades genéticas que podrían transmitir a los cachorros y de que tienen un temperamento sano.

Historia del Terrier Galés

Aunque la historia del Terrier galés no está del todo clara, podemos comprobar a través de pinturas y grabados que la raza es bastante antigua y puede haber sido uno de los primeros Terriers.

Originalmente se le conocía como el Terrier de Pelo Negro y Bronceado o el Terrier Inglés Antiguo. Aunque asociado con Gales, vivió en muchas partes de Inglaterra durante el siglo XIX. Era comúnmente usado para cazar zorros, nutrias y tejones, y sobresalió en la erradicación de bichos.

Fue comúnmente mostrado y categorizado como un Terrier Inglés Antiguo, una categoría bajo la cual muchas razas de Terrier fueron clasificadas. No fue hasta 1885 que fue clasificado como un Terrier Galés por el Kennel Club de Inglaterra.

Los Terriers galeses comenzaron a llegar a los Estados Unidos en 1888, aunque su importación era errática. Para 1901, sin embargo, el Terrier galés finalmente estableció un pie en los Estados Unidos, y su popularidad creció a un ritmo constante.

Personalidad del Terrier Galés

El Welsh Terrier es un perro alegre, inteligente, le encanta divertirse y es siempre cariñoso. Es enérgico y tiene un carácter juguetón. Leal y devoto de su familia, puede sin embargo ser una mariposa social.

Le encanta divertirse a sí mismo y a su familia, y no es tan temperamental como otras razas de terrier. Su cariñosa disposición y energía lo convierten en un excelente compañero de familia que es muy bueno con los niños.

El Welshie puede ser independiente, lo que puede llevar a algunas dificultades de formación (especialmente con propietarios sin experiencia). Pero esto es usualmente compensado por lo que la mayoría de la gente ama más del Terrier Galés: su alegría de vivir, su alegría de vivir y su amor por la diversión.

El temperamento se ve afectado por una serie de factores, incluyendo la herencia, el entrenamiento y la socialización. Los cachorros con buenos temperamentos son curiosos y juguetones, dispuestos a acercarse a la gente y ser abrazados por ella. Elige al cachorro que está en el medio del camino, no al que está golpeando a sus compañeros de camada o al que está escondido en la esquina.

Siempre reúnase con por lo menos uno de los padres – por lo general la madre es la que está disponible – para asegurarse de que tengan un buen temperamento con el que usted se sienta cómodo. Conocer a los hermanos u otros parientes de los padres también es útil para evaluar cómo será un cachorro cuando crezca.

Como todo perro, el galés necesita una socialización temprana -exposición a muchas personas, vistas, sonidos y experiencias diferentes- cuando es joven. La socialización ayuda a asegurar que tu cachorro galés crezca y se convierta en un perro completo.

Inscribirlo en una clase de kindergarten para cachorros es un buen comienzo. Invitar a los visitantes regularmente, y llevarlo a parques muy concurridos, tiendas que permiten perros, y a pasear tranquilamente para conocer a sus vecinos también le ayudará a pulir sus habilidades sociales.

Deja un comentario